AlmuñécarDigital
Diario Digital de la Costa de Granada

¡Ahorra energía! El aislamiento de tu casa hace toda la diferencia

Hogar

Un buen aislamiento no es solamente una cuestión de confort, te ayudará a reducir muchos costos

565

El aislamiento es clave a la hora de pensar una construcción o una refacción. Es lo que protege el hogar del frío y del calor. En invierno ayuda a conservar el calor del edificio y en verano impide que el calor de afuera invada todos los ambientes. Un buen aislamiento no es solamente una cuestión de confort. Te ayudará a reducir muchos costos en el tiempo porque, según la Agencia de Energía Alemana (Dena), si se lo aplica bien logra ahorrar aproximadamente dos tercios del consumo energético.

«En nuestro estudio hicimos el seguimiento de más de 350 refacciones y construcciones nuevas de casas de bajo consumo energético», comenta el especialista de Dena Christian Stolte. «Los resultados demuestran que el consumo de los habitantes baja considerablemente una vez finalizada la refacción», asegura. Stolte apunta incluso que, en promedio, se puede ahorrar un 76 por ciento de energía.

¿Pero qué es mejor, el aislamiento interno o el externo? La respuesta no siempre es la misma. «Desde el punto de vista de la construcción, el aislamiento externo es la primera opción», comenta Hans-Joachim Riechers, director de la Asociación de Sistemas de Aislamiento alemana.

«El aislamiento externo es una especie de cobertura que se coloca sobre los muros y de ese modo protege el interior», dice Stolte. «Como la pared está envuelta, conserva el calor y, a su vez, no se genera una condensación que pueda generar daños de humedad en la pared».

Sin embargo, a pesar de estas ventajas el aislamiento externo no es la mejor opción para todas las construcciones porque «cambia significativamente la estética del edificio o la casa hacia afuera», explica la especialista Ines Prokop. Si tenemos un edificio que está bajo protección histórica, no se puede aplicar este método, porque cambiaría por completo su fachada. En esos casos, habrá que optar por el aislamiento interno.

Además, si no todo el edificio está de acuerdo en instalar sistemas de aislamiento, uno puede decidirlo para su apartamento e ir por la vía interna. Es más, si tu edificio linda con otras construcciones, la mejor y única opción será un aislamiento interno.

En los últimos años se ha visto un auge del revoque termo-aislante como alternativa al aislamiento externo, sobre todo porque el externo, además de las «secuelas estéticas», puede fomentar la aparición de algas que hacen que la pared con el tiempo se vea gris.

La alternativa interna es maravillosa para evitar esos problemas, pero es bastante más trabajosa porque «la aplicación es mucho más compleja», explica Riechers. El problema radica en que el aislamiento interno lleva a que la pared esté siempre fría, con lo cual no puede actuar como factor de equilibrio con el clima del ambiente.

El aire húmedo del interior puede afectar la pared, condensarse y generar humedad. «Además, cualquier pared interna que limite con la pared externa, sea una pared o el suelo o el techo hace de puente para el calor y no se puede aislar totalmente, con lo cual tampoco se puede garantizar cien por cien que no se generen grandes pérdidas», acota Stolte.

En resumen: es fundamental consultar a un arquitecto especializado en sistemas de aislamiento, porque cada construcción es distinta, y de eso dependerán los materiales, el sistema y el espesor del aislamiento.

Por lo general, si se va a aplicar un aislamiento interno, el espesor debería ser lo menor posible para no perder demasiada superficie habitable. Cuanto mejor sea el efecto del sistema, más fina podrá ser la capa de aislamiento, y para evitar problemas de humedad habría que pensar en sistemas de calefacción o ventilación apropiados para el aislamiento que se va a aplicar.

Existe una tercera opción, que no es tan habitual pero puede ser muy útil, sobre todo para construcciones antiguas. Para esos casos podría aplicarse un sistema aislante que se coloca entre dos capas en la pared externa. Es ideal para no perder superficie en el apartamento, mantiene la fachada tal como era y logra muy buenos resultados a nivel de consumo energético.

Te puede interesar
Recibe nuestra newsletter
Las noticias del día. (Lunes a viernes a las 20 horas)
Sin Spam, sólo noticias
Puedes darte de baja en cualquier momento
Al darte de alta aceptas nuestra Politica de privacidad

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies en nuestro sitio web
para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico.

Aceptar y continuar navegando Saber más