Almuñécar pide a la Subdelegación del Gobierno mayor control en el transporte por autobús

• La Policía Local sexitana también ha realizado controles no solamente en los accesos, sino incluso en las colas que se producen en las puertas de los comercios
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print

La entrada de viajeros por las líneas regulares de autobuses que une Granada o Madrid ha motivado que desde el Ayuntamiento de Almuñécar “traslademos una petición a la Subdelegación del Gobierno en Granada para que, a ser posible, se intente evitar que las personas no residentes en nuestro municipio impedirles que realicen el traslado”.

Así lo ha manifestado la alcaldesa, Trinidad Herrera Lorente, tras conocer el informe de la Policía Local que daba cuenta de la llega de más de una docena de viajeros procedentes de Granada.

La primera edil sexitana manifestó que hay vecinos que, por uno u otro motivo, tienen que viajar a la capital o viceversa, “pero también hemos tenido conocimiento de que han utilizado este medio de transporte algunos que cuentan con segunda residencia en el municipio y eso supone un inconveniente porque, por un lado, serán sancionados al incumplir el confinamiento y, por otro, el no poder devolverlo ese mismo día porque no hay más servicios de retorno”, señaló la alcaldesa.

Por otro lado, siguiendo las medidas previstas de intensificar los controles, no solamente en los accesos al municipio por la autovía A-7 y a través de la Carretera Nacional 340, sino que también se está procediendo por parte de los agentes a identificar a las personas que forman las colas en las puertas de comercios y supermercados de la localidad.

Precisamente, han sido más de una docena de vehículos los que han sido devueltos a la capital granadina en los controles desde la autovía, porque sus ocupantes no eran residentes en Almuñécar o La Herradura. “Uno de los casos más destacados fue el de taxi de la capital que venía ocupado por una persona de nacionalidad extranjera, muy protegida y aislada porque pretendía pasar la cuarentena, a la que le había sido impuesta, y eligió realizarla en su vivienda en Almuñécar”, según destacó un portavoz de la Policía Local sexitana.

Y es que el blindaje que desde este martes tiene el municipio sexitano está siendo el más importante desde que se decretó el estado de alarma con la participación de hasta cinco patrullas equivalentes a más de una docena de agentes que mantienen un férreo control de vehículos y personas. Medida que ha sido destacada por la alcaldesa que pide la solidaridad, más que nunca, de sus convecinos en temporada vacacional “pero que ahora no es el momento de romper el confinamiento, sino de quedarse en casa todos”, señalaba la primera edil sexitana, Trinidad Herrera.

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on email
Share on print
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email