Anima a apostar por la transformación de los productos para sacar el mayor valor de los alimentos

Rodrigo Sánchez Haro

El consejero ha visitado dos empresas del grupo Eduardo Sanz beneficiarias de las ayudas para modernización de industrias que gestiona la Junta

54

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha resaltado la importancia de que las empresas agroalimentarias andaluzas “aprovechen al máximo el valor que se obtiene de los alimentos de nuestra tierra al diversificar su actividad y no limitarse a la comercialización en fresco, sino ampliar su negocio, por ejemplo, con la comercialización de productos transformados o listos para su consumo”.

Sánchez Haro ha visitado las instalaciones del grupo Eduardo Sanz ubicadas en Láchar (Granada) y en la capital granadina, donde ha aplaudido la apuesta de este conglomerado empresarial por la IV y V Gama y la máxima seguridad alimentaria, “llevando a cabo una mejora continua de sus procesos para así adecuarse a las necesidades y exigencias del mercado actual”.

Para ello, el grupo ha contado con el apoyo del Gobierno andaluz a través de diversas líneas de ayudas entre las que se encuentra la convocatoria de 2016 de incentivos en apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) para la realización de inversiones materiales e inmateriales en transformación, comercialización o desarrollo de nuevos productos agrícolas en el sector agroalimentario. Rodrigo Sánchez ha recordado que la Consejería de Agricultura ha puesto a disposición del sector un presupuesto superior a 108 millones de euros que se articula en tres grupos de beneficiarios: grandes empresas, pymes y entidades del sector del olivar.

En el caso de las pequeñas y medianas empresas la dotación global roza los 45 millones de euros concedidos a un total de 113 proyectos que, según las previsiones, movilizarán alrededor de un centenar de millones de euros. “Estimamos que estas iniciativas contribuirán a consolidar alrededor de 5.000 empleos y crear otros 900 puestos de trabajo”, ha recalcado el consejero durante su recorrido por las instalaciones de la empresa granadina.

Por lo que respecta a Granada, estos incentivos a pymes han llegado a 10 empresas, que han recibido en total 3,6 millones de euros. En el caso concreto del grupo Eduardo Sanz, la Junta ha concedido dos ayudas a sendas entidades que en total se acercan a los 570.000 euros en incentivos. Para Cortijo Cuevas se ha aprobado una subvención de 381.298 euros dirigida a la mejora de la producción en su central hortofrutícola, mientras que Eduardo Sanz SL es beneficiaria de una ayuda de 187.950 euros para renovar y ampliar la maquinaria de refrigeración.

Dieta saludable

Por otro lado, el consejero ha resaltado también “la importancia de trabajar en medidas que contribuyan a potenciar el consumo de frutas y hortalizas, ya que desgraciadamente se está observando una disminución en la compra de estos alimentos saludables”. “Desde la Junta de Andalucía consideramos que la educación de las nuevas generaciones como una de las mejores vías para garantizar que la población andaluza del futuro contará con unos hábitos alimentarios que no supongan un riesgo para su salud”, ha comentado Rodrigo Sánchez.

Por esta razón, desde hace años el Gobierno andaluz impulsa el Plan Escolar de Consumo de Frutas y Hortalizas en el que colaboran las Consejerías de Educación, Salud y Agricultura. Un programa que, como ha puntualizado Sánchez Haro, cuenta entre sus objetivos con la intención de inculcar este tipo de hábitos desde la infancia.

Grupo Eduardo Sanz

Este conglomerado de empresas está formado por las entidades Cortijo Cuevas SL, Eduardo Sanz SL y Frutanova del Sur SL. La primera de ellas, fundada en 1985, se dedica a la producción de manzanas y peras en la falda de Sierra Nevada en un total de 200 hectáreas de cultivo (20 hectáreas bajo técnicas ecológicas), factura 10,5 millones de euros al año y cuenta con una plantilla de 85 trabajadores de los que el 60% son mujeres. En total, ronda las 6.500 toneladas anuales de fruta.

Eduardo Sanz SL, por su parte, comenzó su actividad en 1952 y actualmente se dedica al envasado de patata en fresco y la distribución de patata de semilla. Su facturación alcanza los ocho millones de euros, la plantilla de trabajadores asciende a 40 empleados (45% mujeres) y su producción a 16.000 toneladas anuales. Las instalaciones que ha visitado Rodrigo Sánchez cuentan con tres líneas de producción de patata fresca, natural, lavada o cepilladas; de IV Gama, pelada y troceada lista para cocinar; y de V Gama, cocinada y lista para consumir. Además, comercializa semillas de patata y ofrece a los agricultores un servicio de asesoramiento sobre la variedad más adecuada en función de las características del suelo y la demanda real de cada producto.

Por último, la actividad de Frutanova del Sur SL se centra en el marketing, diseño y comercialización de los productos de las otras empresas del grupo.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Dejar una respuesta

Su dirección de Email no será publicada.

Nota después del formulario del comentario