Cómo mantener ocupado al perro en casa

Mascotas

Además de las salidas diarias los perros necesitan entretenerse dentro de la casa. Jugar tiene muchas ventajas para el desarrollo del animal y para la comunicación con las personas que lo rodea

1 399
Esconder alguna golosina en la vivienda mantiene al perro ocupado durante un buen rato. Foto: Markus Scholz/dpa-tmn

Hay muchas maneras de mantener al perro ocupado y no es siempre necesario comprar juguetes en las tiendas para mascotas. “Los juegos creados por uno mismo son mucho más variados y no cuestan nada o muy poco”, señala la presidenta de la Asociación de Entrenadores Profesionales Caninos alemana (BVZ), Julia Dittmers.

“Los juegos que promueven la inteligencia son agotadores pero al mismo tiempo estimulan la creatividad”, explica el entrenador de perros Chris Maron. A los perros les gusta y se entretienen desempacando objetos. Se puede envolver alimento en un periódico y ponerlo luego en una caja junto con más papeles.

Los juegos de búsqueda requieren aún menos trabajo para el dueño, apunta Dittmers. Se trata de esconder golosinas dentro de la vivienda. En una primera etapa se le permite mirar donde se esconde la golosina y tras una orden, el perro sale a buscarla y la come.

“La espera también es una manera en la que el perro practica el autocontrol”, explica la especialista. En una etapa más avanzada, los perros ya no deben ver dónde se esconde el codiciado botín, agrega.

También una alfombra olfativa es adecuada para este tipo de juegos. La también llamada snuffle mat sirve para esconder comida o golosinas que la mascota busca con su olfato. Este tipo de alfombras se puede adquirir en las tiendas o hacerlas uno mismo con instrucciones que se encuentran en internet.

No hay que exagerar con estos juegos de búsqueda, advierte Dittmers. “El trabajo olfativo es muy estresante para los perros y para empezar son suficientes cinco minutos”, dice.

El aprendizaje de trucos también estimula el desarrollo del perro: se le puede enseñar a buscar las pantuflas, a quitarle los calcetines a su dueño o abrir cajones.

Si el perro aprende a transportar objetos se le puede enseñar luego a guardarlos en el lugar correspondiente.

“Un método es colocar un juguete en la habitación y pedirle al perro que lo traiga”, explica el entrenador de perros Maron.

“Luego, la persona se sienta justo al lado de la caja en la cual el perro debe dejar el juguete. Sostiene la mano sobre esta caja y le pide al perro que le entregue el juguete. A lo largo del entrenamiento retira la mano y el perro se da cuenta de que debe dejar caer el juguete directamente dentro de la caja”, añade.

Los juegos de tira y afloja son un clásico. Consiste en que el perro tire de una soga u otro objeto que no se rompa mientras la persona tira en la dirección opuesta.

“Sin embargo, solo es adecuado para perros que no se vuelven agresivos y aceptan interrupciones durante el juego. Tampoco deben reaccionar como defendiendo a su presa no a su presa y, sobre todo, la relación con la persona debe ser muy clara”, enfatiza Ruckelshaus de la organización de bienestar animal Tasso.

Ruckelshaus recomienda aprovechar este tipo de actividades en la casa como una forma de adiestramiento. Por lo tanto, el perro también puede aprender algunas señales de comportamiento como “sienta”, “quieto” o “échate”.

Te recomendamos
1 comentario
  1. Rosario RC El usuario dice

    Mantener a los perros activos es importante para que conserven su salud, se mantengan en un peso adecuado y no acumulen energía que podría llevarle a crear ansiedad al animalito. En este artículo hay excelentes ideas para que los perros se entretengan. Muchas gracias.

Dejar una respuesta

Su dirección de Email no será publicada.

Nota después del formulario del comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Recibe nuestra newsletter
Las noticias del día. (Lunes a viernes a las 20 horas)
Sin Spam, sólo noticias
Puedes darte de baja en cualquier momento
Al darte de alta aceptas nuestra Politica de privacidad