La Guardia Civil ha detenido e investigado a cuatro personas por delitos contra la salud pública

Operación 'THAVMA'

Los detenidos e investigados distribuían productos considerados medicamentos prohibidos en la Unión Europea. Los productos prohibidos, por contener el producto activo de la “sibutramina”, eran adquiridos en Turquía

0 256
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de Cáceres, en el marco de la operación “THAVMA”, han procedido a la detención de dos personas (varón y mujer), vecinos de Cáceres, así como a la investigación de otras dos (mujeres), vecinas de Lantejuela (Sevilla) y Peligro (Granada), como supuestos autores de un delito contra la salud pública.

Las investigaciones se inician a finales del año 2016, tras recibir la Guardia Civil una comunicación de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Extremadura, informando de una alerta alimentaria recibida de Bélgica, con implicaciones en los países de Bulgaria y Turquía, en relación a la comercialización de varios complementos alimenticios que pudieran contener la sustancia activa de la “sibutramina”, prohibido su uso en los medicamentos desde el año 2010 por la Unión Europea, sustancia que contiene un principio activo (supresor del apetito), relacionado con la anfetamina, proporcionando sensación de saciedad y produciendo un efecto termogénico que activa el sistema nervioso, produciendo un aumento de frecuencia cardiaca y presión sanguínea, habiéndose registrado en algunos pacientes que han ingerido este principio activo, arritmias, cardiopatías y accidentes vasculares, relacionándose con algunos fallecimientos.

La Guardia Civil, al tratarse de una emergencia de salud pública, inicia de inmediato las investigaciones, estableciendo la supuesta implicación de dos personas, vecinas de Cáceres, las cuales distribuyen productos con las denominaciones comerciales “IREM NATUREL, NIVADETOX y EMTEA”, como supuestos complementos alimenticios importados desde Turquía, los cuales eran posteriormente vendidos a través de redes sociales o puerta a puerta, sin ningún tipo de control farmacológico por las autoridades sanitarias españolas, comprobándose igualmente que dichos productos también eran vendidos a través de la web www.iremnaturel.es, ofertados como productos de adelgazamiento, cuyo objeto era la venta al público.

Analizada la página web, la Guardia Civil pudo comprobar que era gestionada por los dos vecinos de Cáceres detenidos, con servidores alojados en Turquía, los cuales además se anunciaban en otros portales de Internet con nombres de empresas ficticias como distribuidores oficiales de citados productos en España y Portugal.

Igualmente, se inició un rastreo de las ventas realizadas a través de la página web, comprobándose que se habían realizado ventas por toda la geografía nacional (Sevilla, Granada, Córdoba, Tarragona, Madrid, Badajoz, Salamanca, Albacete y Valencia) e incluso en Holanda y Francia.

Continuando con la operación, los investigadores consiguieron localizar otros dos puntos de distribución de estos productos, concretamente en un gimnasio de la localidad sevillana de Lantejuela y en un centro de estética de la localidad de Peligro (Granada), ambos establecimientos regentados por dos mujeres, las cuales están siendo investigadas por un delito contra la salud pública.

Remitidas las correspondientes muestras a la Agencia Española del Medicamento, de los productos objeto de investigación, pudieron determinar que todos ellos contenían “sibutramina”, constituyendo su consumo un riesgo para la salud pública, por contener sustancias con actividad farmacológica no declaradas, valorándose como un medicamento por contener dicha sustancia y no un complemento alimenticio como se estaba vendiendo al consumidor, considerando que la distribución o venta de estos productos, supone un serio atentado para la salud de las personas.

Por otra parte, la Guardia Civil consiguió averiguar la identidad de numerosas personas repartidas por toda la geografía nacional, las cuales habían adquirido dichos productos, siendo contactadas una por una, advirtiéndoles de los perjuicios que llevan aparejados el consumo de los productos con contenido de la sustancia activa de la “sibutramina”.

Finalmente, la Guardia Civil cerró la operación con el resultado de dos personas detenidas y dos investigadas como supuestos autores de un delito contra la salud pública, los cuales fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº. 7 de Cáceres.

Asimismo, la Guardia Civil ha procedido a la aprehensión de 319 dosis de los productos con contenido de “sibutramina”, recomendándose a todos los usuarios el no consumo de productos que contengan este principio activo.

Te recomendamos

Dejar una respuesta

Su dirección de Email no será publicada.

Nota después del formulario del comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies