AlmuñécarDigital
Diario Digital de la Costa de Granada

La Policía Nacional desarticula una red dedicada a introducir inmigrantes asiáticos en España

Once detenidos en Barcelona

La organización, formada por ciudadanos de Bangladesh, habría facilitado la llegada a nuestro país de al menos 350 ciudadanos asiáticos que debían pagar entre 14.000 y 20.000 euros cada uno de ellos

533

La Policía Nacional ha desarticulado una red dedicada a introducir en España inmigrantes de origen asiático mediante embarcaciones. La organización, formada por ciudadanos de Bangladesh, habría facilitado la llegada a nuestro país de al menos 350 ciudadanos asiáticos procedentes de Bangladesh, Sri Lanka, Pakistán e India. La investigación ha culminado con la detención de once personas en Barcelona donde estaban asentados los principales traficantes como integrantes de la red en España. La organización formaba parte de un entramado delincuencial a nivel internacional repartido en los diferentes países de origen, tránsito y destino.

Entrada por las costas gaditanas
La investigación tuvo su inicio tras la llegada a las costas gaditanas de varias embarcaciones con inmigrantes irregulares de origen asiático. Tras las primeras averiguaciones, los agentes constataron que se trataba de varias organizaciones criminales que coordinaban esfuerzos para el traslado de los inmigrantes de manera ilegal hasta el territorio español, conformando un entramado delincuencial de carácter internacional que establecía una red por cada uno de los países de actuación.

Una organización se encargaría de la captación en origen, otra gestionaba los traslados y el alojamiento en los países de tránsito, otra materializa la travesía marítima lo que incluye relaciones con las autoridades locales, elección de aspectos tales como la hora, lugar y fecha de salida y por último la principal, afincada en nuestro país, la que coordinaba todos los aspectos operativos desde el inicio hasta el final llegando los inmigrantes objeto de tráfico a cruzar tres continentes.

Los inmigrantes pagaban desde 14.000 a 20.000 euros
Estas organizaciones estaban formadas por ciudadanos de diversos países asiáticos que contaban con una infraestructura para la captación y el traslado de inmigrantes en sus diferentes países de procedencia, siendo alojados en ciudades pertenecientes a los considerados países de tránsito como Argelia (Argel, Orán, Maghnia…) y Marruecos (Rabat, Casablanca, Tetuán, Oujda…).

El modus operandi se iniciaba con la obtención de forma fraudulenta de visados para Argelia, en su representación consular en India. Tras volar al país norteafricano eran alojados en ciudades fronterizas con Marruecos hasta ser guiados a pie en horarios nocturnos y con la connivencia de las autoridades de control fronterizo de ambos países, para el cruce de frontera hacia Marruecos. Una vez en este punto, los inmigrantes eran dirigidos por integrantes de la red y alojados en inmuebles propiedad de la red en Oujda, Rabat o Casablanca.

A continuación los inmigrantes eran trasladados a Tánger o Nador, donde quedaban en manos de la organización marroquí que era la encargada de realizar su traslado por mar hasta las costas españolas. Los agentes comprobaron la elevada cantidad que los inmigrantes pagaban a esta organización, entre 14.000 y 20.000 euros, así como el tipo de embarcaciones usadas, semirrígidas y con motores de gran potencia. Otro aspecto a tener en cuenta era que mantenían a los inmigrantes alojados durante meses en viviendas de diferentes ciudades marroquíes, en condiciones de hacinamiento donde se le proporcionaba manutención y se les ocultaba hasta el momento de llevar a cabo el viaje.

Desde la ciudad de Barcelona, donde se encontraban los principales traficantes de la red asentada en España, se impartían las órdenes y comunicaciones a los captadores y a los intermediarios para coordinar las diferentes fases desde la captación. También se encargaban de todos los trayectos y alojamientos de los inmigrantes, desde los países asiáticos de origen hasta Argelia en avión, el paso de frontera a pie hasta Marruecos y a través del Estrecho de Gibraltar o Mar de Alborán hasta las costas españolas.

La estructura de la red asentada en España se encargaba de facilitar la recepción de los traficados y les proveía de documentos de viaje e identidad, así como de certificados para facilitar su regularización administrativa en nuestro país. La red contaba con un falsificador en Barcelona quien poseía diversos sellos de organismos oficiales de Bangladesh con los que «expedía» certificados de antecedentes penales y «renovaba» pasaportes.

Gracias a la investigación fueron identificados participantes de la red en Marruecos y Argelia y a captadores en Bangladesh. Finalmente se llevó a cabo el operativo policial que culminó con la detención de 11 personas y práctica de 3 entradas y registros y 5 inspecciones comerciales en la ciudad de Barcelona. Los agentes han intervenido un total de 18.000 euros, sellos de organismos oficiales de Bangladesh, documentación falsificada, 32 pasaportes, más de 200 documentos tipo certificados, así como dispositivos de almacenamiento masivo de información.

Te puede interesar
Recibe nuestra newsletter
Las noticias del día. (Lunes a viernes a las 20 horas)
Sin Spam, sólo noticias
Puedes darte de baja en cualquier momento
Al darte de alta aceptas nuestra Politica de privacidad

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies en nuestro sitio web
para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico.

Aceptar y continuar navegando Saber más