AlmuñécarDigital
Diario Digital de la Costa de Granada

Mercado Municipal. Pagando las chapuzas de Benavides

339

Cometimos el gran error en el pasado manteniendo a este hombre tanto tiempo de alcalde. Lo pagamos con el estancamiento en nuestro desarrollo, con los favoritismos a los suyos y con la persecución a los que no lo eran. Muchos almuñequeros nos vimos sometidos a los caprichos déspotas de Benavides. Cuando he visto la imagen de ayer de varias personas de mi pueblo dorándole la píldora y alabándolo como ocurría en la antigüedad, aparte de yuyu, me ha dado pena, inmensa y desconsolada tristeza.

¿Cómo es posible, -me pregunto, que no os deis cuenta de que la situación en la que estamos con el mercado municipal es la consecuencia de la chapuza tan atroz que cometió Benavides cuando lo construyó?

Es curioso que ayer, el mismo Benavides achacara a las prisas tener que subsanar un error administrativo, cuando fueron precisamente las prisas para llegar a tiempo a las elecciones las que llevaron a Benavides en el año 1986 a construir, deprisa y corriendo, un mercado chapucero, disfuncional, desperdiciado y además feo.

Pero lo peor de todo es que esas prisas llevaron a que no se impermeabilizara correctamente la base sobre la que se asentó el mercado y la humedad traspase durante 32 años a sus anchas desde el subsuelo. Esa humedad ha podrido el metal de las vigas de las columnas de carga. Lo pudimos comprobar todos los que aparcábamos en el mercado cuando estaba abierto. Ese deterioro va a más y ese metal podrido dentro de las columnas, está provocando que se vaya reventando el hormigón que recubre ese metal y que es la base sobre la que se sustentan los cimientos del mercado.

Escuchaba en un vídeo al presidente de la plataforma de Benavides preguntar que si las columnas estaban podridas, que por qué no se desalojaba el mercado. Pues alma mía, porque todavía no hay peligro de derrumbamiento, pero el deterioro es progresivo e imparable y antes de que vaya a más, un gobierno responsable tiene que buscar una solución. ¿O esperamos a que se caiga de verdad? Decía este señor en el mismo vídeo que lo que quieren los del mercado es que les dejen tranquilos. Si tranquilos estáis, tan tranquilos que no va al mercado ni Perry, el mercado está muerto desde hace tiempo y la forma de dinamizarlo es que haya una oferta complementaria que atraiga a la gente, pero la ardua labor de pasar el órgano más fuerte y flexible del cuerpo humano por las posaderas de Don Guan, no os deja ver más allá del órgano que está inmediatamente superior al anteriormente expuesto y del que necesitamos coger mucho aire antes de suspirar.

Los que defendéis a capa y espada el mercado tradicional, ¿por qué no pedís que vuelva a la calle Lonja, con puestos en la calle? Pero la calle sin asfaltar, sobre la arena, con el pescado, la carne y la fruta llenos de tierra y gérmenes. Ése era el mercado tradicional de Almuñécar, ¿no? Claro, porque los tiempos cambian y, o cambiamos con ellos o corremos el riesgo de quedarnos obsoletos y olvidados, como ocurre hoy con el mercado.

Qué bonicos estaban en la foto con Benavides los de C´s, los del PSOE y Podemos. Retratados para los restos junto con el verdadero culpable de esta situación, pero en vez de pedirle explicaciones y dimisiones al él, estaban pidiendo levantar al pueblo contra quienes quieren poner la solución al problema. Qué pena, de verdad.

Si el mercado se pudiera arreglar se haría, pero el mal es endémico, progresivo, crítico y no caben paliativos. Pero es que además, el arreglo lo tendría que pagar el pueblo, a través de impuestos y ese dinero no se tiene. Si hay que hacer otro mercado por el Ayuntamiento, también lo tiene que pagar el pueblo a base de impuestos y ese dinero tampoco se tiene.

Por eso, la solución que se propone desde el Ayuntamiento es la más coherente, que una empresa lo derrumbe, haga uno nuevo, moderno, que respete los puestos actuales y los amplíe y además dinamice la economía de la zona poniendo en su interior una oferta comercial atractiva que complemente al mercado tradicional.

No tiene porqué ser una gran superficie comercial de alimentación, ya que el pliego está abierto, pero si lo fuera, qué problema hay. El estudio presentado por la Junta de Andalucía expone claramente que una oferta complementaria de ese tipo dinamiza y convierte los mercados tradicionales en zonas económicamente emergentes, por eso no entiendo qué hacen ahí Rocío Palacios y Sergio García. Que estén ahí en la foto con Benavides es de traca.

Para ejemplo un botón. La pescadería Medina puso un puesto junto al Mercadona en el P4, teniendo el Mercadona pescadería, y sin embargo siempre que paso tiene gente. Porque ofrece un producto fresco de gran calidad y eso es lo que vende y la gente lo aprecia, lo premia y entra y compra.

Llevamos demasiado tiempo pagando las chapuzas de Benavides como para que ahora, con el único propósito de repartirse los cuatro votos descontentos de un mercado, ya muerto de necesidad en sí mismo, prestéis vuestra imagen y vuestras siglas al pasado más nefasto que ha tenido Almuñécar y del que nos queda aún tiempo por recuperarnos.

Mi propuesta es muy fácil: súmense a quienes buscan soluciones a los problemas y no a quienes los crean, para posteriormente confrontarnos, destruyendo la convivencia y la armonía para recoger las migajas del fracaso.

Te puede interesar
Recibe nuestra newsletter
Las noticias del día. (Lunes a viernes a las 20 horas)
Sin Spam, sólo noticias
Puedes darte de baja en cualquier momento
Al darte de alta aceptas nuestra Politica de privacidad

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies en nuestro sitio web
para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico.

Aceptar y continuar navegando Saber más