AlmuñécarDigital
Diario Digital de la Costa de Granada

Motril dedica el pabellón polideportivo del estadio municipal de atletismo a Emilio Antúnez

Homenaje

El acto ha estado marcado por la emotividad y el cariño de amigos y familiares hacia una persona noble y clave en la promoción del fútbol sala motrileño

207

La alcaldesa de Motril, Flor Almón, la teniente de alcalde, María Ángeles Escámez, y el concejal de Deportes, Miguel Ángel Muñoz, han sido los encargados de arropar a Emilio Antúnez Rubia en el día en que Motril reconocía su valía como promotor e impulsor del fútbol sala motrileño, dedicándole el pabellón polideportivo del estadio municipal de atletismo, tal y como quedó aprobado en la sesión plenaria del 21 de diciembre de 2018.

A las siete y media de la tarde decenas de personas, entre familiares y amigos, esperaban el momento el que la ciudad de Motril ha brindado su reconocimiento más sincero a un hombre que, en los últimos 30 años, ha sido el alma mater del fútbol sala en nuestra ciudad, de ahí, el cariño y la emotividad que se ha vivido en el acto al descubrir la placa en la que reza ‘El Excelentísimo Ayuntamiento de Motril tiene el honor de dedicar el pabellón polideportivo del estadio municipal de atletismo a D. Emilio Antúnez Rubia, por su ejemplo de superación, sacrificio, humildad, entrega al deporte y en reconocimiento a los altos valores humanos que supo transmitir a la juventud motrileña’.

La alcaldesa de Motril, Flor Almón, decía sentirse “orgullosa de que sea una persona del deporte tan querida la que reciba este reconocimiento” y destacaba, “he conocido siempre a Emilio por lo buena persona que es, y eso, es de las mejores cosas que te pueden decir en la vida”. “Si es grande en el mundo del deporte, mucho más grande es como ser humano, por lo que el homenaje para Emilio es, en este sentido, doble. Enhorabuena”, manifestaba Almón.

El concejal de Deportes, Miguel Ángel Muñoz, indicaba que pocos homenajes son tan merecidos como el que se le tributa a Emilio Antúnez, “es una persona humilde, noble, trabajadora y dedicado al mundo del deporte durante más de treinta años, afición heredada de su padre y familia, pero sin lugar a dudas, donde más ha peleado con creces ha sido en el apartado del fútbol sala en todas las categorías” y añadía “hoy no podemos olvidar cuántos niños han pasado por su persona aprendiendo los valores del deporte, por ello, a partir de este momento y para siempre, esta instalación deportiva será recordada como el pabellón de Emilio Antúnez”.

Finalmente, el homenajeado visiblemente emocionado y con lágrimas en los ojos, se dirigía a todos los presentes, familiares y amigos, recordando “la cantidad de chavales con los que he tenido el placer de compartir mi pasión por el deporte en las últimas tres décadas, cuando la pista del polideportivo era de asfalto e iniciamos nuestra andadura en el fútbol sala, sin embargo, ahora tenemos una pista verdaderamente de élite en la que esperemos que pronto podamos celebrar un evento de gran calado deportivo, en el que podría estar presente la Selección Nacional de Fútbol Sala”.

“He dejado de entrenar por motivos personales, lo que me permitirá poder estar más con mi mujer y mis hijos, pero jamás podré olvidar a tantas y tantas personas que me han rodeado para poder alcanzar logros deportivos como las dos ocasiones en las que disputamos la Copa de Rey, la cantidad de veces que hemos sido Campeones de Andalucía, y por decir algo más, las nueve ocasiones que jugamos el Campeonato de España, todo, gracias al trabajo y el esfuerzo de muchas personas apasionadas como yo por el fútbol sala”, manifestaba Antúnez.

Finalmente, el homenajeado reconocía el empeño de David Urquízar por tener la idea, hace tiempo, de dedicar el pabellón a su persona, y cómo no, “tengo que estar tremendamente agradecido a mis padres, a mi hermano, a mi mujer y a mis hijos, a los que les debo su paciencia por haberme permitido dedicar tantas horas a este deporte”, decía un emocionado Emilio Antúnez.

Al término del acto, la Agrupación Deportiva Mutrayil entregaba una placa a Emilio Antúnez y un pergamino con un mensaje de agradecimiento y cariño, en el que decía, entre otras cosas, “qué grande es ser pequeño”, por haber transmitido los valores del deporte, el compañerismo, el respeto y la amistad.

Te puede interesar
Recibe nuestra newsletter
Las noticias del día. (Lunes a viernes a las 20 horas)
Sin Spam, sólo noticias
Puedes darte de baja en cualquier momento
Al darte de alta aceptas nuestra Politica de privacidad

Como cualquier otro medio o página web, utilizamos cookies en nuestro sitio web
para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico.

Aceptar y continuar navegando Saber más